Logo web El molino de Cicera

Qué ver en Potes, la capital del valle de Liébana

¡Descubre la encantadora belleza de Potes, la capital del valle de Liébana en la provincia de Cantabria!

Ubicado en el corazón de la región de Cantabria, Potes es un destino turístico que no puedes perderte en tu viaje si estás buscando sumergirte en la historia, la cultura y sobre todo la naturaleza de nuestra provincia, Cantabria infinita.

Rodeada de montañas y en pleno corazón de los Picos de Europa, esta pintoresca localidad cántabra ofrece una combinación perfecta de paisajes impresionantes, buena gastronomía y patrimonio histórico.

Si vienes tanto como peregrino del Camino Lebaniego como a visitar el valle de Liébana, Potes es una parada obligada para todos los turistas. Te presentamos los aspectos principales y las cosas que no puedes dejar de ver en Potes.

El Casco Antiguo de Potes

Al pasear por el casco antiguo de Potes, te sentirás transportado en el tiempo. Sus calles empedradas y estrechas están llenas de encanto y se alinean con hermosas casas de arquitectura tradicional. Explora sus plazas y admira las fachadas históricas mientras te sumerges en la atmósfera medieval de la ciudad.

Torre del Infantado de Potes

La Torre del Infantado

Esta imponente torre, de origen medieval, se alza justo en el centro de Potes, y su presencia se destaca entre el entorno pintoresco de calles empedradas y casas de arquitectura tradicional. La Torre del Infantado es un símbolo histórico y un buen exponente de la arquitectura civil en Potes.

Construida en el siglo XIV, la torre fue residencia durante un primer momento de la Familia de la Lama para pasar luego a manos de Tello, Señor de Liébana y hermano del rey Enrique II. Fue también casa solar de Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana y de la casa ducal del Infantado. Su estructura imponente y su estilo arquitectónico gótico llaman la atención de los turistas, ya que es imposible no verla si acabas de llegar al centro de la localidad.

La Torre del Infantado consta de cuatro plantas y una altura de aproximadamente 20 metros. Sus muros de piedra maciza, sus pequeñas ventanas y sus almenas dan testimonio de su carácter defensivo en el pasado, como fortificación defensiva. En la actualidad, el edificio ha sido restaurado y alberga el Archivo Histórico de la Villa de Potes.

La visita a la Torre del Infantado es una oportunidad única para sumergirse en la historia y explorar sus estancias interiores. Desde la planta baja, donde se encuentra la entrada, hasta la planta superior, se pueden apreciar elementos arquitectónicos originales y exposiciones que narran la historia y la evolución de la torre y de la región.

Además, desde la parte superior de la torre se puede disfrutar de una vista panorámica excepcional de Potes y sus alrededores. El paisaje montañoso, con los Picos de Europa como telón de fondo, crea un escenario impresionante que invita a la contemplación y la fotografía.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

El Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Este monasterio franciscano, ubicado a pocos kilómetros de Potes, es un importante lugar de peregrinación y uno de los centros religiosos más significativos de la región. Alberga el Lignum Crucis, el trozo más grande de la cruz en la que fue crucificado Jesucristo. Además, su entorno natural es impresionante y ofrece vistas panorámicas del valle.

Supone el final de la peregrinación del Camino Lebaniego, que en 2023 celebra su año santo jubilar, con gran afluencia de Peregrinos. El Molino de Cicera se encuentra en pleno Camino Lebaniego y Cicera se encuentra justo al final de le segunda etapa a pie desde San Vicente de la Barquera.

La historia del monasterio comienza con la llegada de Toribio de Astorga, un santo y mártir cristiano a principios del siglo V. Trae con él, el trozo más grande de la cruz de Cristo (El Lignum Crucis). El entonces rey de Asturias, Alfonso II, decidió construir un monasterio para albergar los restos del santo y convertirlo en un lugar de peregrinación y devoción. En 1512, el Papa Julio II, otorga, mediante bula, el privilegio de la celebración del año jubilar lebaniego.

A lo largo de los siglos, el monasterio sufrió varias reformas y ampliaciones, adaptándose a las necesidades de la época y conservando su importancia como centro religioso.

Puente de San Cayetano en Potes

El Puente de San Cayetano

Este antiguo puente de piedra, que cruza el río Deva, en su bajada hacia La Hermida, es uno de los iconos de Potes. Construido en el siglo XVI, se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Dar un pequeño paseo por el puente y admirar las vistas del río, las calles empedradas y las montañas circundantes merece la pena si es la primera vez que visitas Potes.

Parque Nacional de los Picos de Europa

Potes es un punto de partida perfecto para explorar el impresionante Parque Nacional de los Picos de Europa, que se divide entre las provincias de Cantabria, Asturias y León. Esta reserva natural es famosa por sus impresionantes picos, valles profundos y paisajes de ensueño. Aquí podrás disfrutar de senderismo, escalada, observación de aves y muchas otras actividades al aire libre.

Cocido lebaniego, plato típico de Cantabria

Gastronomía de Potes

La gastronomía local: Potes es conocido por su deliciosa cocina tradicional cántabra. Prueba los platos típicos de la zona, como el Cocido Lebaniego, un suculento guiso que cuenta con un cuenco de sopa con fideos, garbanzos y verdura y una buena selección de carnes, o los quesos de Liébana, elaborados de manera artesanal. No olvides acompañar tu comida con un vaso de orujo, el aguardiente local.

Teleférico de Fuente De en Cantabria

El Teleférico de Fuente Dé

A solo unos minutos en coche desde Potes subiendo dirección Camaleño, encontrarás el Teleférico de Fuente Dé. Es una bonita subida en la que también pasarás por la localidad de Espinama y Cosgaya. El teleférico te llevará a lo más alto de los Picos de Europa en cuestión de minutos y podrás hacer rutas muy divertidas y asequibles para alguien en buenas condiciones físicas como la Subida a Cabaña Verónica o la visita al Refugio de Aliva. Disfruta de las vistas panorámicas una vez llegues arriba y si vas en invierno no te olvides de raquetas o crampones, según sea el estado de la nieve.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escanea el código